Hay que dejar ir a quien nunca hizo nada para quedarse
Hay que dejar ir a quien nunca hizo nada para quedarse

Hay que dejar ir a quien nunca hizo nada para quedarse, a esas personas de sentimientos temporales que nos hicieron invertir tiempo e ilusiones. Dejar ir requiere valentía, pero lejos de aceptarlo como un final, debemos verlo como el principio de algo nuevo. ¿Quién no se ha visto obligado en alguna ocasión a tener que cerrar

LEER MAS
Cuando yo muera
Cuando yo muera

Cuando yo muera, no lleves flores a mi tumba; al fin ya no me servirán; mejor repártelas entre los tuyos, como si fuera tu corazón dividido en pétalos. Cuando yo muera, no llores, ¿para qué? si en mi existencia me ofendiste, me humillaste, me criticaste, me ignoraste, sin reconocer mi verdadero valor. Cuando yo muera,

LEER MAS
Vivir
Vivir

No fue una vida vana estéril y sin sentido sino lucha con valores y llena de contenido Hoy te sientes orgulloso porque diste sin pedir la recompensa en el alma en tu profundo sentir Sin duda que no fue fácil puro esfuerzo continuado el balance positivo que muestra que lo has logrado Tú conoces los

LEER MAS
Susurros del Alma
Susurros del Alma

El tiempo es como un río Nunca te justifiques a ti mismo con nadie. Porque la persona que te quiere no lo necesita, y la persona que no te quiere no te creerá. No dejes que alguien se convierta en prioridad en tu vida. Cuando tú solamente eres una opción en la suya… Las relaciones

LEER MAS
Encontré una mujer
Encontré una mujer

Encontré una mujer brillante, que no es rosa hermosa y candorosa, pero ingenua. Encontré a una mujer que se atreve a ser ella misma, sin dobleces. Una mujer fuerte, segura de ella misma, dispuesta a desarrollar todas sus aptitudes y cualidades; acepta y quiere corregir sus defectos. Una mujer inteligente, trabajadora, dulce. Una mujer que

LEER MAS
Alejada de las luces
Alejada de las luces

Intrépidas las luces se hacinan de recuerdos. ¿Sabes de ese mundanal ángulo donde las luces no llegan? De ecos y ventiscas, de lluvia metálica de rugidos donde ni los lobos ladran. Sin luces, ni trazos, ni brújulas mi cuerpo es un lupanar hueco de caricias alejadas, de besos sin boca. Imagino todo eso cuando te recuerdo,

LEER MAS
Idioma »
error: Alert: El contenido esta protegido!!