Cómo sobrevivir al 14 de febrero

listenButton1.onclick = function(){ if(responsiveVoice.isPlaying()){ responsiveVoice.cancel(); }else{ responsiveVoice.speak("Estés en pareja o solter@ El día de San Valentín está aquí, y aunque muchos soñamos con chocolates, rosas y escapadas románticas, si no tenemos cuidado, lo único que podemos conseguir es una dosis de decepción. Tanto si estamos solteros como si tenemos una relación, San Valentín puede ser estresante. Si preguntas a tus conocidos te sorprenderá descubrir que un gran porcentaje tiene sentimientos negativos hacia esta celebración. Así que, si tú también los tienes, ¡no estás solo! A continuación, te ofrecezco unos consejos de supervivencia al día de San Valentín que te ayudará a sobrellevar la fiesta para que puedas superar cualquier sentimiento negativo y disfrutarla. PON LA COSA EN PERSPECTIVA Pregúntate qué significa realmente esta fiesta para ti. Recuerda que desde que somos jóvenes, los publicistas y marketers han moldeado nuestro concepto de San Valentín. Nos han inundado con imágenes de cupidos, cenas elegantes, puestas de sol y diamantes, y todo este condicionamiento visual ha creado una expectativa de lo que debería ser. Esa fórmula claro que les ha funcionado a los dueños de los negocios. Con esto en mente, indaga un poco lo que este día significa representa para ti. La idea es descubrir lo que realmente valoras y elaborar tu propia definición del significado del Día de San Valentín con el último fin de disfrutarlo en lugar de padecerlo. Para simplificar vamos a dividir el grupo en dos bandos (división que sutilmente ya hace el día de San Valentín): solteros y en pareja. SOLTEROS Primero y principal, soltero no es lo mismo que estar solo. Estar soltero no tiene por qué ser sinónimo de soledad o fracaso. Lo tenemos claro, ¿verdad? Para algunos, el día de San Valentín puede ser un duro recordatorio de su soltería. Las tiendas están repletas de peluches, cajas con forma de corazón y tarjetas de San Valentín destinadas a ser enviadas o a ser recibidas de manos de esa persona especial. Los restaurantes están a tope, las citas marcadas en los calendarios y la gente busca nuevas formas de demostrar su amor. En una sociedad en la que la búsqueda del amor, de una pareja, se definen a menudo como la clave de la felicidad (y si no revisemos las películas de Hollywood que hemos consumido toda nuestra vida), estar soltero, si nos dejamos llevar por el mandato cultural, se convierte en sinónimo de vivir una vida insatisfecha. Las comedias románticas muestran que los logros individuales y la aceptación personal no son suficientes. El amor por el otro o la búsqueda de «la persona indicada» se consideran factores impulsores de la realización o la felicidad. Si bien hay toda una corriente que se ha abierto de estos preceptos culturales, todavía hay resabios ¡Que ideas tan arraigadas y tan fuertemente cultivadas por años y años no se borran de un plumazo! El amor propio es una apreciación de quién eres como persona y de lo que te hace ser tú mismo, es encontrar el disfrute en tu propia vida y la felicidad con tus propias cualidades intrínsecas. ¿Por qué el amor propio pasa a un segundo plano en el Día de San Valentín, una fiesta dedicada a celebrar el amor? ¿Cómo encaja el amor propio en la narrativa de una fiesta centrada en las relaciones? SI ESTÁS EN PAREJA ¿Y si no estás solo, pero de cualquier modo no te cierra el concepto de San Valentín como nos lo vienen planteando? Porque detrás de todo este trajín de comprar el regalo, reservar el restaurant, escribir una tarjeta, muchos ven el Día de San Valentín como una pose exagerada, dulce, empalagosa y comercial. Una celebración que puede convertir el romance en algo estresante. Estar en una relación requiere, entre otras cosas, esfuerzo y vulnerabilidad. El esfuerzo y la vulnerabilidad requieren pensar más en otra persona que en uno mismo, pero estar en una relación no significa que el amor propio sea una prioridad menor. Si lo piensas bien, ¿cómo podemos amar a los demás si no nos amamos a nosotros mismos? Antes de poder amar realmente a otra persona, debes abrazar y apreciar de corazón a tu propio ser física, mental y emocionalmente. Amarte a ti mismo significa que comprendes tu valor y que no te vas a conformar con alguien que no haga lo mismo. El amor por uno mismo al estar en una relación puede confundirse con «lo que tu pareja ama y aprecia de ti». Así que, aún estando en pareja la celebración del auténtico amor propio, lo que tú ves y aprecias en ti, debe estar primero en la lista. Si no refuerzas ese lado tuyo corres el riesgo de perderte y comenzar a esforzarte por ser lo que el otro espera de ti, o lo que tú supones que el otro espera de ti. Aunque el amor por uno mismo no es un tema común en el Día de San Valentín, ciertamente sigue siendo importante, especialmente siendo soltero. El amor no tiene por qué ser algo que se recibe de otra persona. Ser merecedor de amor no requiere la validación de otros. El amor no está reservado a los que tienen alguien a quien amar. ALGUNAS MANERAS DE DEMOSTRARTE AMOR (estés en el equipo que estés) Celébrate a ti mismo. A menudo nos olvidamos de destacar lo que nos gusta de nosotros mismos. Para muchos, esto es difícil de hacer. Tomarse un momento para reconocer los atributos que aprecia puede hacer maravillas para su salud mental. Siéntate y escribe una lista de lo que admiras de ti misma o incluso graba tus inseguridades de una forma bonita. Date un capricho. Aprovecha el día de San Valentín como excusa para darte un capricho o comprarte algo que siempre has querido. Es importante mimarse de vez en cuando. Visualiza un buen día. Ten una actitud positiva sobre el día, incluso si estás disgustado por no tener pareja. Agradece el amor y el apoyo que recibes de tus amigos y familiares. Esfuérzate por tener un día tranquilo y fácil y evita cualquier situación estresante. El amor por ti mismo, tanto si estás en una relación como si estás soltero, debería ser el centro de la celebración de este Día de San Valentín. Aquí estamos, en pleno invierno, intentando empezar bien el nuevo año. Nos hemos tomado unas semanas a principios de enero para recargarnos después del ritmo acelerado con el que suele acabarse el año anterior. Hemos dejado atrás Hanukkah, la Navidad, el Año Nuevo, y hemos superado el verdadero comienzo de 2022. Mientras los días siguen siendo cortos y las calles siguen frías deja que San Valentín sea la luz de un faro que represente una aspiración, un ideal. Si en este día especial puedes mirar profundamente dentro de ti y descubrir cómo ser un poco mejor y concederte reconocimiento, aceptación y amor, entonces estarás celebrando el 14 de febrero como se debe. ¿Quieres comenzar a sanar tu amor propio pero no sabes por dónde empezar? ¿Sientes que te vendría bien mi compañía en este proceso? Importante: Debe aclararse que el responsable del sitio web no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, el autor no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. Porque salud necesitamos todos... Marcos Vélez Comparte este contenido en tus redes.", "Spanish Female"); } };

Estés en pareja o solter@

El día de San Valentín está aquí, y aunque muchos soñamos con chocolates, rosas y escapadas románticas, si no tenemos cuidado, lo único que podemos conseguir es una dosis de decepción.

Tanto si estamos solteros como si tenemos una relación, San Valentín puede ser estresante.

Si preguntas a tus conocidos te sorprenderá descubrir que un gran porcentaje tiene sentimientos negativos hacia esta celebración. Así que, si tú también los tienes, ¡no estás solo!

A continuación, te ofrecezco unos consejos de supervivencia al día de San Valentín que te ayudará a sobrellevar la fiesta para que puedas superar cualquier sentimiento negativo y disfrutarla.

PON LA COSA EN PERSPECTIVA

Pregúntate qué significa realmente esta fiesta para ti.

Recuerda que desde que somos jóvenes, los publicistas y marketers han moldeado nuestro concepto de San Valentín.

Nos han inundado con imágenes de cupidos, cenas elegantes, puestas de sol y diamantes, y todo este condicionamiento visual ha creado una expectativa de lo que debería ser.

Esa fórmula claro que les ha funcionado a los dueños de los negocios.

Con esto en mente, indaga un poco lo que este día significa representa para ti.

La idea es descubrir lo que realmente valoras y elaborar tu propia definición del significado del Día de San Valentín con el último fin de disfrutarlo en lugar de padecerlo.

Para simplificar vamos a dividir el grupo en dos bandos (división que sutilmente ya hace el día de San Valentín): solteros y en pareja.

SOLTEROS

Primero y principal, soltero no es lo mismo que estar solo. Estar soltero no tiene por qué ser sinónimo de soledad o fracaso. Lo tenemos claro, ¿verdad?

Para algunos, el día de San Valentín puede ser un duro recordatorio de su soltería.

Las tiendas están repletas de peluches, cajas con forma de corazón y tarjetas de San Valentín destinadas a ser enviadas o a ser recibidas de manos de esa persona especial.

Los restaurantes están a tope, las citas marcadas en los calendarios y la gente busca nuevas formas de demostrar su amor.

En una sociedad en la que la búsqueda del amor, de una pareja, se definen a menudo como la clave de la felicidad (y si no revisemos las películas de Hollywood que hemos consumido toda nuestra vida), estar soltero, si nos dejamos llevar por el mandato cultural, se convierte en sinónimo de vivir una vida insatisfecha.

Las comedias románticas muestran que los logros individuales y la aceptación personal no son suficientes. El amor por el otro o la búsqueda de «la persona indicada» se consideran factores impulsores de la realización o la felicidad.

Si bien hay toda una corriente que se ha abierto de estos preceptos culturales, todavía hay resabios ¡Que ideas tan arraigadas y tan fuertemente cultivadas por años y años no se borran de un plumazo!

El amor propio es una apreciación de quién eres como persona y de lo que te hace ser tú mismo, es encontrar el disfrute en tu propia vida y la felicidad con tus propias cualidades intrínsecas.

¿Por qué el amor propio pasa a un segundo plano en el Día de San Valentín, una fiesta dedicada a celebrar el amor? ¿Cómo encaja el amor propio en la narrativa de una fiesta centrada en las relaciones?

SI ESTÁS EN PAREJA

¿Y si no estás solo, pero de cualquier modo no te cierra el concepto de San Valentín como nos lo vienen planteando?

Porque detrás de todo este trajín de comprar el regalo, reservar el restaurant, escribir una tarjeta, muchos ven el Día de San Valentín como una pose exagerada, dulce, empalagosa y comercial. Una celebración que puede convertir el romance en algo estresante.

Estar en una relación requiere, entre otras cosas, esfuerzo y vulnerabilidad. El esfuerzo y la vulnerabilidad requieren pensar más en otra persona que en uno mismo, pero estar en una relación no significa que el amor propio sea una prioridad menor.

Si lo piensas bien, ¿cómo podemos amar a los demás si no nos amamos a nosotros mismos? Antes de poder amar realmente a otra persona, debes abrazar y apreciar de corazón a tu propio ser física, mental y emocionalmente. Amarte a ti mismo significa que comprendes tu valor y que no te vas a conformar con alguien que no haga lo mismo.

El amor por uno mismo al estar en una relación puede confundirse con «lo que tu pareja ama y aprecia de ti».

Así que, aún estando en pareja la celebración del auténtico amor propio, lo que tú ves y aprecias en ti, debe estar primero en la lista.

Si no refuerzas ese lado tuyo corres el riesgo de perderte y comenzar a esforzarte por ser lo que el otro espera de ti, o lo que tú supones que el otro espera de ti.

Aunque el amor por uno mismo no es un tema común en el Día de San Valentín, ciertamente sigue siendo importante, especialmente siendo soltero.

El amor no tiene por qué ser algo que se recibe de otra persona. Ser merecedor de amor no requiere la validación de otros. El amor no está reservado a los que tienen alguien a quien amar.

ALGUNAS MANERAS DE DEMOSTRARTE AMOR (estés en el equipo que estés)
  • Celébrate a ti mismo. A menudo nos olvidamos de destacar lo que nos gusta de nosotros mismos. Para muchos, esto es difícil de hacer. Tomarse un momento para reconocer los atributos que aprecia puede hacer maravillas para su salud mental. Siéntate y escribe una lista de lo que admiras de ti misma o incluso graba tus inseguridades de una forma bonita.
  • Date un capricho. Aprovecha el día de San Valentín como excusa para darte un capricho o comprarte algo que siempre has querido. Es importante mimarse de vez en cuando.
  • Visualiza un buen día. Ten una actitud positiva sobre el día, incluso si estás disgustado por no tener pareja. Agradece el amor y el apoyo que recibes de tus amigos y familiares. Esfuérzate por tener un día tranquilo y fácil y evita cualquier situación estresante.

El amor por ti mismo, tanto si estás en una relación como si estás soltero, debería ser el centro de la celebración de este Día de San Valentín.

Aquí estamos, en pleno invierno, intentando empezar bien el nuevo año. Nos hemos tomado unas semanas a principios de enero para recargarnos después del ritmo acelerado con el que suele acabarse el año anterior. Hemos dejado atrás Hanukkah, la Navidad, el Año Nuevo, y hemos superado el verdadero comienzo de 2022.

Mientras los días siguen siendo cortos y las calles siguen frías deja que San Valentín sea la luz de un faro que represente una aspiración, un ideal.

Si en este día especial puedes mirar profundamente dentro de ti y descubrir cómo ser un poco mejor y concederte reconocimiento, aceptación y amor, entonces estarás celebrando el 14 de febrero como se debe.

¿Quieres comenzar a sanar tu amor propio pero no sabes por dónde empezar? ¿Sientes que te vendría bien mi compañía en este proceso?

TE ACOMPAÑO!

 

Importante: Debe aclararse que el responsable del sitio web no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, el autor no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Porque salud necesitamos todos… Marcos Vélez

Comparte este contenido en tus redes.