Las mascarillas incuban el cáncer

Las mascarillas son dañinas, porque:

1. El vapor que emitimos moja la mascarilla, creando un cultivo agradable para virus, bacterias, hongos, parásitos, que están en el aire y se pegan a la mascarilla. Los respiramos y los vamos paseando por todos lados. También entran por la nariz y la boca.

2. El anhídrido carbónico, que soltamos al respirar, vuelve a entrar en los pulmones, en la sangre, alimentando a las células con desecho, en lugar del oxígeno, y produce una saturación de anhídrido carbónico en la sangre (hipercapnia).

3. Por esta saturación, se empieza a producir acidosis, que es lo ideal para incubar el cáncer.

Toda autoridad pública (gobernante, político, policía, etc…), que obligue a usar mascarilla en los lugares públicos esta cometiendo un delito contra la salud pública. Y debe ser denunciada. Se está obligando a las personas a envenenarse y enfermarse al usar las mascarillas. Ninguna persona está obligada, por ley natural, a cumplir una norma que dañe su salud. Ninguna norma o ley humana está por encima de la ley natural. Si no saben discernir normas, es que son sólo borregos del sistema, robots que han anulado la capacidad de hacer una critica razonable de las ideas o filosofías que vienen de los gobiernos y de los médicos que dedican su oficio a asesinar a la población mundial y a mantenerla bajo control mental.

Importante: Debe aclararse que el responsable del sitio web no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, el autor no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Porque salud necesitamos todos… Marcos Vélez

Comparte este contenido en tus redes.