Terapias naturales para lograr el embarazo
image_pdfimage_print

Homeopatía, fitoterapia, acupuntura… las terapias alternativas también tienen su aplicación en la lucha contra la infertilidad. Descubre cómo se emplean para lograr un embarazo de una manera natural.

Hasta hace poco la medicina convencional era la única que trataba la infertilidad. En la actualidad, aumentan los estudios que demuestran la eficacia de la medicina alternativa y las terapias naturales para mejorar la fertilidad y lograr el embarazo de una forma menos agresiva para el organismo.

La base del empleo de terapias naturales para combatir la infertilidad es conservar y optimizar la capacidad de concepción. Existen dos vertientes actuales: el potenciar y mejorar la fertilidad gracias a los remedios naturales, y el conocer nuestra propia fertilidad para identificar el momento ideal para conseguir el embarazo, lo que aumenta significativamente el porcentaje de éxito.

Las técnicas naturales más importantes para combatir la infertilidad son la homeopatía, la fitoterapia, la acupuntura y la dietética. Aunque existen numerosas terapias que aumentan y mejoran la fertilidad, ayudando a conseguir el embarazo, tales como la oligoterapia, las sales de Schüssler, la hidroterapia, el quiromasaje, el mindfulness, la Medicina tradicional china, la reflexología podal, la auriculoterapia, técnicas de psicoterapia, constelaciones familiares, el reiki, la aromaterapia, la kinesiología, la musicoterapia, las Flores de Bach…

Los beneficios de las terapias naturales ayudan a la infertilidad de la siguiente forma:

  • Equilibra el sistema hormonal en el hombre y en la mujer, para favorecer el correcto funcionamiento del aparato reproductor masculino y femenino.
  • Optimiza la calidad de los óvulos en la mujer.
  • Mejora la morfología y movilidad de los espermatozoides.
  • Aumenta la cantidad de espermatozoides en el hombre.
  • Reduce la endometriosis.
  • Aumenta la libido sexual.
  • Ayuda a regular el ciclo menstrual, por ejemplo, en el caso de ovarios poliquísticos.
  • Disminuye la fragmentación del material genético de los espermatozoides, aumentando la tasa de fecundación, la de implantación de los embriones y reduciendo la tasa de abortos.
  • Mejora las condiciones del útero, mejorando el endometrio (capa que recibe a los embriones) y por tanto mejorando la implantación de los embriones.
  • Favorece el equilibrio interno del organismo para llevar un embarazo saludable.
  • Aminora el estrés y la ansiedad que produce la infertilidad o los tratamientos de reproducción asistida.

La utilización de estas técnicas no desplaza, ni sustituye a la medicina tradicional, todo lo contrario, la complementa. Hay que recordar que tanto unas técnicas como otras no pueden ser proporcionadas si no es por un facultativo o experto acreditado en la materia.

Importante: Debe aclararse que el responsable del sitio web no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, el autor no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Marcos Vélez

Comparte este contenido en tus redes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp Chat
¡Hola! Use esta casilla para enviarme un mensaje a través de WhatsApp ...
Idioma »
error: Alert: El contenido esta protegido!!