Quien realmente nos ama nos ofrecerá calma y certeza y nunca nos engañará.
image_pdfimage_print

Quien nos ama sabe cómo somos y no trata de cambiarnos porque nos acepta con nuestras virtudes y defectos y nos apoya en cada uno de nuestros negocios.

Quien nos ama nos hará reír, nos dará felicidad y nos ofrecerá certezas en donde residen nuestros miedos, ansiedades y tristezas.

Sabemos que no siempre es fácil encontrar una persona emocionalmente madura, alguien que nos brinde esa confianza auténtica en la que no hay lugar para el engaño o las medias verdades.

Sin embargo, debemos tener algo muy claro desde el principio: debemos ofrecer las mismas cosas que exigimos a los demás y, al mismo tiempo, ser inflexibles sobre lo que merecemos. Las relaciones afectivas son complejas, no hay duda.

Se necesita una gran inversión a nivel personal, un deseo de crecimiento y la capacidad de ofrecer dignidad y felicidad al ser querido y, al mismo tiempo, cuidarse a sí mismo.

Las relaciones caracterizadas por la felicidad son también aquellas que nos hacen sentir tranquilos. Una dimensión mágica y excepcional que nos ofrece un gran bienestar y mucha satisfacción.

Ofrecemos una interesante reflexión sobre el tema.

Quien realmente nos ama sabe escucharnos.

Escuchar y escuchar no son lo mismo, todos lo sabemos. En el amor, de una manera particular, necesitamos ser escuchados y comprendidos.

Necesitamos esa intimidad para sentir que se comprende lo que pensamos y expresamos.

  • Es bueno recordar que en cualquier tipo de relación no es obligatorio estar de acuerdo en todo. Lo que se necesita, sin embargo, es ser comprendido y poder llegar a un acuerdo.
  • Otro aspecto importante es saber cómo comunicar y transmitir la maraña de nuestras emociones en palabras.

Es común, por ejemplo, no decir cuando uno está enojado o si algo nos ha estado molestando mientras esperamos que otros “nos alcancen solos o perciban mágicamente lo que está mal”.

Debemos aprender a decir lo que nos molesta o nos preocupa cuando no es demasiado tarde.

Quien realmente nos ama nos dará confianza, no incertidumbre.

Todos merecemos un amor completo, no una relación a medias y con cláusulas como “hoy te amo, mañana veremos y pasado mañana debes hacer esto si quieres que te muestre afecto”.

  • Nadie merece un amor basado en incertidumbres, amenazas o temores de que la otra persona nos abandone a la menor oportunidad.
  • Ninguna relación sólida y madura se basa en bases inestables.

El amor maduro se mantiene en calma, donde no hay nada que temer, donde no hay miedo ni duda sobre el futuro que nos lleva a preguntarnos si mañana seremos amados por nuestro compañero.

Quien realmente nos ama nos apoyará.

En mi blog a menudo hablo de la necesidad de poder rastrear nuestro propio destino, de tener respeto propio y de la seguridad personal que nos permite rastrear nuestro camino y tomar nuestras decisiones sin tener en cuenta las de los demás.

  • Bueno, cuando mantenemos una relación de pareja, asumimos un compromiso firme en el cual invertimos cada día en lo que creemos
  • En cada relación emocional, necesitamos sentirnos apoyados.

Estamos muy interesados ​​en lo que piensa nuestra pareja y, por esta razón, cada crítica o desprecio hacia nuestras metas, deseos o pasatiempos se suele vivir de una manera muy dolorosa.

Debemos tener en cuenta que amar a alguien significa saber respetar y apoyar sus proyectos personales. Es una forma de enriquecer la relación y dar alas al crecimiento personal de la pareja.

Quien realmente te ama no te traicionará

Quien te engaña, te traiciona o siempre te dedica mentiras, te ofrece un amor débil y que vence. No lo mereces, no lo necesitas y no te da dignidad como persona.

Una cosa que debemos recordar es que la persona que es capaz de mentirle a alguien de la que está enamorada tampoco es particularmente aficionada a sí misma. Lo que amamos, de hecho, se mantiene como un objeto precioso, como un tesoro delicado al que debemos prestar atención.

Si ha perdonado una mentira y al mentiroso, tenga cuidado y averigüe si tales mentiras son una constante.

Es importante no acostumbrarse a perdonar todo, porque de lo contrario la otra persona se sentirá con derecho a hacernos daño. Esto se debe a que no sabemos cómo establecer un límite claro e infranqueable.

Quien realmente nos ama lo hará como somos, no nos obligará a cambiar.

Quien realmente nos ama nos adorará en todas nuestras facetas, en cada particularidad, defecto, forma o virtud.

Nunca debemos olvidar este principio simple, porque exactamente como nadie tiene derecho a exigir cosas que vayan en contra de nuestra identidad o nuestros valores, tampoco tendrá que pedirle al otro que sea lo que no es.

Amamos y exigimos que nos amen de una manera auténtica, tal como somos, por lo que nos define y por lo que amamos.

Importante: Debe aclararse que el responsable del sitio web no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, el autor no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Marcos Vélez

Comparte este contenido en tus redes.

WhatsApp Chat
¡Hola! Use esta casilla para enviarme un mensaje a través de WhatsApp ...
Idioma »