Que me quiten lo bailao
image_pdfimage_print

Alguien que sea capaz de darle la vuelta a tu mundo, que te descubra los rincones que aún no conoces, que te cubra si de repente llega el frío. Alguien que te enseñe que hay mil formas de mirar lo que otros no ven, lo que nunca verán. Que te mire a diario como si fueras lluvia después de meses de sequía y piense: Joder, qué suerte tengo.

Alguien que te lea entre líneas hasta que estorben las comas, que te coma los puntos suspensivos a bocados. Alguien que te dé oxígeno y te deje sin aliento, que se pierda en tu pelo y en tu voz y que detenga el reloj traicionero con dos palabras, con un silencio. Frente con frente y de frente. Alguien que te haga olvidar el mundo bajo las sábanas mientras te recuerda que se puede ser feliz. Que susurre tu nombre y sienta lentamente que eres su destino escrito y descrito. Que abra puertas a patadas si hace falta, que te cierre los ojos y derribe los muros que sobrevuelan tu cabeza.

Alguien con ganas de ganarte para siempre, dure lo que dure. Que tenga esperanza en la palma de las manos y en el blanco de los ojos; que te haga reír hasta llorar, que te deshaga por dentro y por fuera. Alguien que empotre contra la pared tus dudas, que se atreva a arder y te desnude como si fuera la primera vez que lo hace, como si fueras su primer tango sentido. Y VIVIR…

No te conformes con menos. Todo lo demás está de más.

Importante: Debe aclararse que el responsable del sitio web no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, el autor no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Marcos Vélez

Comparte este contenido en tus redes.

WhatsApp Chat
¡Hola! Use esta casilla para enviarme un mensaje a través de WhatsApp ...
Idioma »